Los acuíferos de agua salada bajo las aguas británicas podrían servir para almacenamiento de energía estacional de entre 77 y 96 TWh en forma de aire comprimido alimentado con energía renovable, lo que serviría para un periodo de dos meses, según un estudio realizado por la Universidad de Edimburgo.

Una inversión de 16 a 59 millones de dólares en 6.300 a 7.800 de esos pozos en alta mar podría lograr una eficiencia de almacenamiento del 54 al 59 por ciento, según los investigadores de Edimburgo, y la electricidad resultante tendría un costo nivelado de 0,42 a 4,71 dólares por kWh.

Leer más…