Cuando la calificadora de riesgo Fitch decidió recortar en un escalón la nota soberana de la deuda de México, apuntando entre otros factores el renovado ‘cariño’ del gobierno para apoyar a Pemex a toda costa, muchos pudieron presagiar que venían acciones similares por parte de otras calificadoras tanto con el país como con la petrolera nacional.

Leer más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *