Si hace unos días era Verbund la que cerraba la última central de carbón de Austria, ahora le ha tomado el relevo la sueca Estockholm Exergi. La planta de cogeneración a carbón KVV6 en Värtaverket ha estado en funcionamiento y suministrado calor y electricidad a los habitantes de Estocolmo desde 1989. Ahora está cerrada.  “Nuestro objetivo es que toda nuestra producción provenga de energías renovables o recicladas. Hoy sabemos que debemos dejar de usar todos los combustibles fósiles, por lo tanto, el carbón debe eliminarse gradualmente y lo hacemos dos años antes de lo previsto”, dice Anders Egelrud, CEO de Stockholm Exergi.

Leer más…