Gracias a la apertura de los últimos años en lo energético, México ha ido encontrando paulatinamente las opciones de crecimiento e innovación que ofrece la participación del sector privado, sin dejar a un lado el rol que tradicionalmente ha jugado el sector público en esta industria. Tanto en hidrocarburos, como en lo eléctrico y en la parte de renovables, nuestro país ha evolucionado y poco a poco ha generado alianzas que permiten tener energía más barata y cada vez más limpia. En este sentido, y tomando en cuenta los objetivos de crecimiento económico que se ha planteado el gobierno de México para los siguientes años, necesitamos que la Iniciativa Privada siga apostando por el desarrollo de tecnologías y mecanismos que permitan garantizar nuestra seguridad energética.

Leer más…