Pemex produce altas cantidades de combustóleo, un subproducto del proceso de refinación, caracterizado por altos niveles de contaminación y que cada vez es más difícil de ser colocado en el mercado.

El año pasado, las seis refinerías de la petrolera produjeron alrededor de 150 mil barriles diarios de combustóleo, lo que representa el 21 por ciento de la producción total de petrolíferos; esta proporción se mantiene en línea con lo registrado en los últimos cinco años, a pesar de que Pemex puso en marcha el proceso de reconfiguración en sus refinerías.

“Nadie en su sano juicio quiere hacer combustóleo, se produce de manera irremediable porque no hay equipos en las refinerías. Nuestras refinerías sacan un montón de combustóleo porque no podemos procesarlo, no tenemos el equipo. Eso implica para Pemex una pérdida de dinero”, señaló Rosanety Barrios, analista independiente del sector energético.

Leer más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *