El mercado petrolero se enfrenta a una interrupción prolongada de la producción petrolera de Arabia Saudita con pocas opciones para reemplazar pérdidas de producción tan grandes.

Los ataques del fin de semana al reino eliminaron alrededor del 5 por ciento del suministro mundial de petróleo, y aumentaron el riesgo de más conflictos en la región, lo que impulsó el crudo Brent a un aumento récord el lunes.

Los funcionarios de la compañía petrolera estatal Saudi Aramco se han vuelto menos optimistas sobre el ritmo de recuperación de la producción, diciéndole a un alto diplomático extranjero que enfrentan una interrupción “severa” en las próximas semanas y meses e informando a algunos clientes que los envíos de octubre se retrasarán.

Leer más…