El gas natural de Texas, que por años ha tenido a México como destino preferido de exportación, ya está encontrando otros clientes que pagan más de cinco veces por el combustible, lo que pone en peligro el abasto para el país dada la alta dependencia con Estados Unidos (EU).

En el primer día de actividades del Tercer Encuentro Energético, que organiza el Clúster Energético de Nuevo León en coordinación con el Gobierno estatal, César Ortega, director de Lewis Energy, petrolera texana que produce gas natural en Coahuila para Pemex, reveló que

“compañías estadounidenses que antes exportaban el energético a México a un precio de 2.5 dólares por millón de BTU’s, están ahora optando por licuarlo y enviarlo en embarcaciones a otras partes del mundo en donde lo llegan a colocar por arriba de 12 dólares”.

Leer más…