Las medidas de aislamiento social para contener los contagios de Covid-19 impulsan nuevas dinámicas entre microempresas de diferentes sectores, entre ellas, restaurantes, mercados o bares, que buscan la forma de aminorar el impacto económico por la crisis sanitaria.

Las microempresas son de las primeras que enfrentaron las restricciones sociales que llegaron con la contingencia y que influyen en sus ventas, para lo cual implementaron cambios en las metodologías de envío o sumaron fuerzas con las comunidades para diversificar las oportunidades y evitar bajar las cortinas de sus negocios.

Leer más…